Este Mundo: ¿Campo de Recreo o Campo de Batalla?
Este Mundo: ¿Campo de Recreo o Campo de Batalla?

Este Mundo: ¿Campo de Recreo o Campo de Batalla?

(Autor)
 
4,0 (1 valoración(s))

$U 450,00


Disponible
4

  Añadir al carrito

Hubo un tiempo, dice Tozer, cuando el cristianismo ejercioó una influencia dominante sobre el pensamiento de nuestros antepasados, cuando sabían que el mundo era un campo de batalla. La gente de hoy, sin embargo, piensa en el mundo, se lamenta Tozer, no como un campo de batalla, sino como un patio de recreo; el mundo se ha convertido en un lugar para divertirse, no en un lugar para luchar.

Categorías

Productos » Libros » Vida Cristiana
ISBN: 9780825457708
Editorial: Portavoz
Referencia de producto: 10280
Dimensiones: 137 x 213 x 20 mm
Peso: 0,300kg
Encuadernación: Tapa Rústica
Idioma: Español

Comentarios y opiniones

Escribe una reseña para este producto

Debe estar conectado para añadir una opinión sobre el producto.

A W Tozer(Autor)

A.W. Tozer – Evangelio Verdadero

Aiden Wilson Tozer. Aiden nació el 21 de abril de 1897, en una pequeña comunidad rural al oeste de Pennsylvania.

Una tarde de 1912 al salir de la empresa Goodyear camino a casa escuchó ocasionalmente a un predicador callejero que exhortaba a una multitud a ser salva. Tozer sabía bastante del evangelio—y en ese momento fue convicto por el Espíritu Santo. Llegó a casa y subió al ático donde cayó en sus rodillas y pidió que Dios le salvara. Supo de inmediato que era una nueva persona. Supo, por intuición, que los cristianos eran diferentes a todos.

A los 24 años y sin ningún tipo de entrenamiento formal, comenzó su ministerio como pastor. Luchó con unos pulmones débiles y con una voz, que según él mismo era nasal. Su biógrafo, James Snyder escribió, “Típico de Tozer, fue a una librería y compró un libro sobre entrenamiento vocal. En su oficina había una copia del Paraíso Perdido de John Milton que él leía en voz alta. Lo leyó 4 veces para fortalecer su voz y aprender a controlarla. Llevaba globos en su maletín para ayudarse a fortalecer sus pulmones.” 

Tozer podía predicar en cualquier lado…las denominaciones no significaban nada para él—en lugar de eso él se identificaba con la comunidad de los corazones ardientes. Treinta años de su ministerio los pasó en Chicago, en la iglesia Southside de la Alianza Cristiana—una iglesia que creció de 80 personas a casi 1000. Luego fue elegido editor de la “Revista Misionera y Alianza”—luego rebautizada “Alianza Semanal.”

Tres años después de mudarse a Canada para pastorear, a los 66 años, murio repentinamente de un ataque al corazón. Ministró durante 44 años dejando un importante legado en literatura para el crecimiento del cristiano.